AYUDAS A LA NAVEGACIÓN:

Saltar al contenido.

Saltar al menú.

Agenda parlamentaria.

Iniciativas parlamentarias.



BUSCADOR GENERAL

Buscador general de la web de Juntas Generales de Gipuzkoa:
Desplegar menú Mostrar buscador

Conoce las Juntas Generales


RUTA DE ACCESO A LA PÁGINA ACTUAL



CONTENIDO PRINCIPAL DE LA PÁGINA

Historia contemporánea (1808-1979)

OPCIONES DE LA SECCIÓN HISTORIA

Tras la invasión napoleónica de 1808, las Juntas perdieron gran parte de su poder, aunque fueron mantenidas como tales por la administración francesa. La Provincia eligió un representante para defender las cuestiones forales en las Cortes que Napoleón pretenda reunir en Bayona. En 1809 las Juntas ya no se reúnen.

 

General Thouvenot

General Thouvenot

En 1810, el general Thouvenot -al frente del llamado 4º Gobierno, que incluía al País Vasco- crea el Consejo de Gobierno el 20 de febrero de 1810, hecho que se puede considerar como una verdadera abolición del régimen foral. En 1813, tras la derrota francesa, se vuelven a reunir las Juntas, pero se da paso a una etapa de ambigüedad al coexistir el régimen constitucional, basado en el texto aprobado en Cádiz en 1812, y el foral. Tras la vuelta de Fernando VII fue abolido el régimen constitucional, restableciéndose el orden anterior a 1808. El Trienio Liberal (1820-1823) vuelve a generar una nueva suspensión del régimen foral. La intervención de los Cien Mil Hijos de San Luís contó con el apoyo de la Diputación consiguiendo restaurar el absolutismo (9 febrero 1823).

A lo largo del siglo XIX varias villas obtuvieron el privilegio de que en ellas se reuniesen las Juntas Generales: Oñate (1846), lrún (1860), Oiartzun (1860), Eibar (1865) y Zumárraga (1867). También fue creciendo de forma considerable el número de poblaciones que enviaban representantes a Juntas.

El proceso que desembocó en la abolición foral, y por consiguiente en la desaparición de las Juntas Generales, dio comienzo en 1837. En el citado año, mediante la ley de 16 de septiembre de 1837, se dispuso el cese de las Diputaciones forales, estableciéndose en su lugar Diputaciones Provinciales que debían ser elegidas mediante un proceso electoral.

 

Tras el final de la guerra carlista, en 1839, mediante una ambigua ley se confirmaban los fueros sin perjuicio de la unidad constitucional de la monarquía reuniéndose las Juntas Generales en Cestona el año 1840.

 

Entre 1840 y 1876 la inestabilidad política se mezcló con los continuos intentos de recuperar el sentido íntegro de la foralidad. Todos estos esfuerzos quedaron en meros intentos. Mediante la ley de 21 de julio de 1876 el régimen foral es abolido definitivamente y en 1877 son disueltas las instituciones forales.

 

Tal hecho no supuso el fin de la autonomía económica y administrativa de Gipuzkoa sino que, incluso, siguió consolidándose en ciertos aspectos. Si bien la exención fiscal quedaba suprimida se creaba -en 1878- un régimen excepcional, los Conciertos Económicos, cuya vigencia se mantendría hasta 1936.

Carta topográfica de la M.N Y M.L. Provincia de Gipuzkoa por D. José Joaquín de Olazabal Arbelaiz y D. Francisco de Palacios.

Carta topográfica de la M.N Y M.L. Provincia de Gipuzkoa por D. José Joaquín de Olazabal Arbelaiz y D. Francisco de Palacios.

La nueva ordenación generada a raíz de la ley de 1876 establecía que las Diputaciones fueran elegidas por sufragio universal, como así fue a partir de éste momento. La Diputación guipuzcoana fue un fiel reflejo de la evolución política de la ciudadanía guipuzcoana.

 

Del dominio carlista de la primera etapa se va pasando a un mayor control de los conservadores canovistas con la fuerte presencia de los integristas -escisión ultraconfesional de los carlistas- en el interior de la provincia. La Dictadura instaurada en 1923 supuso el fin de las elecciones provinciales, siendo nombrada una comisión gestora que será la encargada de ejercer las funciones de la Diputación.

Proclamación de la República en Eibar. FONDO CASTILLO ORTUOSTE. AYUNTAMIENTO DE EIBAR

Proclamación de la República en Eibar. FONDO CASTILLO ORTUOSTE. AYUNTAMIENTO DE EIBAR

La proclamación de la II República, el 14 de abril de 1931, supuso la instauración de un régimen de libertades. A pesar de ello no se produjo un proceso electoral para la renovación de las Diputaciones. Entre 1931 y 1936 el gobierno provincial estuvo formado por representantes de la coalición republicanosocialista, al estimar el gobierno que en caso de celebrarse los comicios provinciales éstos favorecerían a los adversarios de la República. Entre 1931 y 1933, sin embargo, la Diputación encabezó una tentativa autonómica patrocinada por la izquierda. La derrota de la coalición de izquierdas en las elecciones de 1933 paralizó el proceso. Entre 1933 y 1936 la Diputación estuvo dirigida por miembros de los partidos de centro-derecha siendo una nueva réplica del gobierno de Madrid. A pesar de ello, esto no fue óbice para que se ejerciera la defensa del Concierto Económico como ocurrió durante la llamada Guerra del Vino del verano de 1934. Tras la victoria del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936, la Diputación volvió a estar ocupada por representantes de los partidos de izquierda.

 

Durante la Guerra Civil, tras la caída de Gipuzkoa, los miembros de la Comisión Gestora se trasladaron a Bilbao. Finalizada la guerra es suprimido el Concierto Económico de Gipuzkoa y Bizkaia. A lo largo de la dictadura (1939-1975) la Diputación será nombrada por las autoridades, situación que se prolongará hasta 1975.

 


PIE DE PÁGINA:

Ir a inicio de esta página.